sábado, 12 de octubre de 2013

EL "RINGSTRASSE" DE VIENA

     La ciudad de Viena estaba rodeada desde el siglo XIII por una muralla. Después del primer sitio turco de 1.529, la muralla fue reforzada y se creó un glacis de 500 metros de ancho alrededor de ella, en el que estaba prohibido cultivar o plantar árboles. Este glacis fue perdiendo valor con el tiempo y a finales del siglo XVIII había quedado obsoleto.

El emperador Francisco José I ordenó mediante decreto en 1.857 el derribo de la muralla, las puertas de acceso, los bastiones y el glacis. El objetivo era convertir el espacio de la antigua muralla en una avenida de circunvalación (Ringstrasse) que rodeara al casco histórico de Viena. 
Los terrenos liberados por el derribo de los bastiones y el glacis serían vendidos a inversores privados, y con los beneficios obtenidos se financió la construcción de los edificios públicos. La aristocracia y la burguesía se apresuraron a comprar los terrenos para hacerse construír palacios grandiosos, que dieron su nombre al estilo "Ringstraessenstil".

No hay comentarios:

Publicar un comentario